INVESTIGADORES

ESTADO DEL ARTE

A nivel internacional, la investigación de la comunicación se ha enmarcado en tres tradiciones:

a) La tradición liberal-funcionalista, interesada en el análisis de las funciones, los efectos y la difusión de innovaciones de los medios.

b) La tradición radical-marxista, orientada al análisis de las estructuras de poder, la dominación y la ideología de los mass media.

c) La tradición revisionista-de estudios culturales, que propone reconsiderar el papel de los medios, el poder, los contenidos, las audiencias y la recepción de la comunicación de masas.

En América Latina, el área de la comunicación se formó del movimiento cruzado de las dos primeras tradiciones. A partir de la década de los ochenta hubo un desplazamiento teórico y metodológico de ambos paradigmas. Esto implicó darle complejidad a la investigación mediante preguntas que comenzaron a indagar por las formas como los sujetos construyen socialmente la realidad; las prácticas de comunicación, recepción y consumo, a través de las cuales los grupos sociales le dan significado a la
existencia; los procesos de producción, circulación y uso de la comunicación en los contextos de la modernidad, la identidad y las culturas populares de la región. En lo que va corrido del siglo XXI se observa el surgimiento de nuevas formas de interacción, a nivel local y global, dando lugar a la conformación de redes de internautas y redes de conocimiento, algunas de las cuales derivan en comunidades globales y/o en la generación de fenómenos masivos de iniciativa ciudadana. Esto es posible gracias a la apropiación que las gentes hacen de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para convocar y fomentar la acción colectiva en torno a temas como medio ambiente, protección de derechos humanos, rechazo a la violencia armada, rechazo a la impunidad sobre crímenes de lesa humanidad, etc. Estas tradiciones y desplazamientos no han sido ajenos al desarrollo del área de la comunicación en Colombia.